Bogotá en las nubes

Colombia busca liberar los parques de las drogas alucinógenas

Un paseo por las nubes (A Walk in the Clouds) es una película estadounidense de 1995, trama romántica que nada tiene que ver con la historia trágica que se desarrolla en nuestro país. En las calles de la capital de Colombia una nube olorosa a cannabis (planta prolífica con cualidades narcóticas como adictivas y que provee alivio a personas con dolores crónicos) se apodera de todas las zonas, no solo descubrimos su aroma alrededor de los sectores destinados para la diversión nocturna, también la percibimos en los parques. Es un asunto antiquismo y en la memoria de nuestros mayores esta claro que no es un asunto nuevo y es una razón por las cuales se asume que la adicción no es combatible y que la única solución es  claudicar ante la debilidad humana.

Entonces. La Corte Constitucional le dio la razón a los adictos y una esperanza a los enfermos terminales que lo ven como un gran alivio. Pero, del dicho al echo hay mucho trecho. La verdad es que lo que hizo la ley fue dar una confusa legalidad a una actividad que financia las mafias mas agresivas de nuestra sociedad.

Para los que defienden la despenalización de los narcóticos naturales ilegales para motivos médicos y de entretenimiento. Le recomiendo que deben poner en su mira los productores y distribuidores.

No tiene ninguna lógica que busquen consumir libremente en los parques del país. (Llenando de paz y amor al mundo. Haciéndole fieros a padres de familia que deben alejarse con sus hijos de estos espacios que se suponía era para las familias.  Atando legalmente a la policía frente a los criminales del menudeo que pueden llenarse la boca con mentar sus derechos constitucionales.) Mientras que la misma ley arriesga a campesinos y autoridades en la tarea de erradicación de cultivos defendidos por feroces bandas que en el ultimo año se a dedicado a eliminar a lideres empecinados  en no temer y en dignificar la labor del campo.

En conclusión si van a permitir el consumo deben permitir la distribución y si se va a permitir la distribución alguien debe tener permiso de cultivar.

La meta que debemos buscar los colombianos frente a este producto hoy ilegal es quitárselo a los delincuentes, logrando precios muy bajos e identificar (las personas afectadas y beneficiadas) por las instancias de salubridad de estado.

Termino felicitando al presidente Duque por su decisión de multar las dosis mínima, con la esperanza que ese sea el primer paso para que no aumente el consumo en el país y se genere una nueva economía legal en su entorno.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies