LA SUERTE ESTA ECHADA EN LAS “ATIPICAS”

El próximo 26 de noviembre Yopal elige un nuevo alcalde para un periodo de dos años que va de diciembre del 2017 al 31 del mismo mes pero del año 2019, en una elecciones que han llamado atípicas, por el hecho de ser el único municipio del país que hay elecciones.

Desde esta casa editorial, hacemos una invitación a todos los 99.500 habitantes hábiles que sufragaron en las pasadas elecciones según la misma Registraduría Nacional del Estado Civil y que estos mismos electores deben rubricar su voluntad no solo política, también el compromiso con nuestra capital casanareña.
Para esta contienda electoral se inscribieron por siete partidos políticos con siete candidatos, cada uno con un lema, eslogan y proyecto, que en escasos dos meses tuvieron tiempo suficiente de ganar adeptos de muchas maneras. En reuniones, en debates políticos que hubo por invitaciones a estos líderes que expresaron su querer de ser alcalde de Yopal.
No hay disculpa, creemos en la honestidad y transparencia de la Registraduría Nacional del Estado Civil, el feliz ganador se obtiene desde las propias urnas por la voluntad del pueblo que es soberano a elegir a sus gobernantes.
Ese cuento “que nos robaron las elecciones” no es de creer, porque cada partido político tiene sus propios veedores y testigos electorales, que están encima en los escrutinios defendiendo a su protegido.
Aunque si jugó la guerra sucia en la desinformación hacia otras campañas, es bueno aclarar que los que se inscribieron en la fecha indicada en la Registraduría, son los mismos que se enfrentan a la suerte y voluntad de los votantes. No hubo ningún candidato separado de la contienda electoral.

El que más desinformación padeció fue Carlos Cárdenas Ortiz, que no le habían acreditado el aval del partido que lo inscribió, en fin mucha agua sucia tuvo que ver contra su humanidad hasta última hora.
Solo resta desearle a los candidatos muchos éxitos, todos tienen sus méritos, unos más que otros pero al fin y al cabo hicieron la tarea, bien, regular o mal. Pero todos llegaron al otro lado, unos más rápido que los otros y esa es la democracia.
Con alma, vida y corazón, esperamos que el pueblo entienda y comprenda que el nuevo alcalde va tener cualquier cantidad de dificultades.
No es fácil lo que le espera al nuevo gobernante local, no hay plata, una alcaldía endeudada y un concejo municipal sediento por trabajar con ciertas bondades políticas administrativas entre otras tantas.
Es una gran responsabilidad la que va tener el nuevo alcalde, esto implica sacrificio, voluntad, trabajo y mucha abnegación para su municipio, que no descansará hasta el 1 de enero del 2020.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies