Gardeazabal opinando

EL PAGADIARIO

Uno de los fenómenos más estruendosos y menos estudiados por los economistas que dejaron de ser analíticos para volverse apostadores, es el del “gota a gota” o “pagadiario”. Y lo califico de fenómeno y de estruendoso porque fue la solución que los pobres se inventaron para conseguir la plata que los bancos y las cooperativas no les prestan. Y es estruendoso porque ha terminado siendo una explotación miserable, pero tolerada, de la necesidad de plata urgente que tanta gente tiene en Colombia desde La Guajira hasta Ipiales, desde Bahía Solano a Puerto Carreño.

Nunca hemos oído hablar al ministro de Hacienda de esta clase de préstamos. Y ni siquiera Alejandro Gaviria, que es mil veces más humano que su colega de gabinete, lo ha estudiado. Pero como los intereses que cobran rompen los límites de la usura y cada día deben pagarse junto con la amortización del capitalito prestado, algunos colombianos menos importantes pero mejor preocupados por la suerte de sus congéneres, han ideado salidas que están dando resultados y deberían copiarse.
Tomado de la fórmula que un premio nobel ha sacado adelante en Bangla Desh y Paquistán, en el Quindio, Risaralda y Norte del Valle montaron hace 25 años “Actuar” una microempresa que hace los mismos minipréstamos que los gota a gota o pagadiarios, pero sin la amenaza diaria del cobrador y a intereses normales y alcanzables por el bolsillo de la pobresía. Por estos días “Actuar” esta celebrando sus bodas de plata y su gran promotor, el callado y mesurado Luis Gabriel Duque debe estar sintiendo la satisfacción
que da el saber actuar.
******

LA AFTOSA DE SANTOS

Juan Manuel Santos ha pasado a la historia no solo por haber conseguido firmar la paz con los guerrilleros de las Farc. Pasará también a ser recordado por haber revivido la aftosa después de que era una enfermedad extirpada del contexto de la ganadería colombiana. Y es que la aftosa ha reaparecido por descuido del gobierno, por la estúpida polarización en que cayeron uribistas y santistas y por haber repetido una costumbre muy colombiana: la de desbaratar todo lo que funcione bien.
La vacunación de la aftosa, que nos mantenía lejos de la enfermedad, se hacía a través de la Federación de Ganaderos y los comités departamentales y cada dueño de reses era responsable de inscribir sus animales,
de adquirir la vacuna( que fabricaba Vecol) y de aplicarla. 
Hubo solidaridad total entre ganaderos para salvarse de la peste. Pero llegó Santos al poder y en su manía imperdonable por dividir al país entre los partidarios suyos y los del expresidente Uribe, se metió hasta en el gremio ganadero y partió en dos responsabilidades y consecuencias.
Los procedimientos para vacunar, los controles para supervisar la aplicación y calidad de las vacunas y la voluntad nacional de los ganaderos se volvieron chicuca. En ello ha colaborado enormemente el ministro de Agricultura prestándole un servicio patojo al capricho del Enrique VIII que nos gobierna. Pero lo que es peor, es la incapacidad demostrada por el Ministerio y sus dependencias al no asumir la crisis revisando la efectividad de las cepas de las vacunas, el registro de los animales vacunados y el censo de los vacunadores. Es la aftosa de Santos que otros llaman desgobierno.
******

POR PROTEGER LOS JARDINES LOS RICOS CARTAGENEROS NO DEJAN NAVEGAR AL PAPA

Una de las más grandes posibilidades de que los costeños que acudirán a Cartagena el 10 de septiembre tenían para ver al papa Francisco era al momento en que, saliendo de la Base Naval, fuera en una lancha descubierta hasta la mitad de la bahía, donde ha quedado de nuevo entronizada la imagen de la Virgen que tumbó hace unos meses un rayo. Pero ante la previsible afluencia de público en un sitio tan exclusivo de la alta sociedad, los cartageneros de estrato 6 pusieron el grito en el cielo porque los jardines del malecón de Bocagrande/Castillo Grande quedarían pisoteados por la multitud. En reemplazo, obispos y oligarcas se pusieron de acuerdo para trepar al papa en el helicóptero que lo llevará a la misa campal de Comtecar y sobrevolará la imagen de la Virgen de la Bahía.
******

ENRIQUE VIII Y EL GALEÓN SAN JOSÉ

El tono, la dignidad y la trascendencia de las frases conque el presidente Santos se dirigió, desde el baluarte de San Ignacio en las murallas de Cartagena para anunciarle al país, exaltando a límites casi inverosímiles, la audiencia pública mediante la cual dizque adjudicarán el rescate del Galeón San José ( o de lo que queda en esas profundidades), más parecía un espectáculo de la corte Tudor y que quien hablaba no era Juan Manuel Santos Calderón sino Enrique VIII. La prosopopeya del discurso, la inmensa felicidad que se le veía en el rostro a él y a la ministra Garcés (que hacía las veces de Ana Bolena) por anunciar semejante logro, no consiguió tapar la pantomima que harán el 14 de julio dizque para “adjudicar” el rescate en una APP.
******

¿RIGE O NO RIGE LA LEY PARA DEDIPARADOS DE ESTRATO 6 ?

Cuando Alejandro Ordoñez, el antiguo Procurador, acudió a la Registraduría a inscribir el Comité que recogerá las 480 mil firmas para poder aspirar a ser candidato en las elecciones de mayo del año entrante, se presentó con su candidato a la vicepresidencia el pastor Name, de Barranquilla. Carlos Caicedo el exalcalde de Santa Marta, que también aspira a recoger toda esa cantidad de firmas para ser candidato presidencial, se presentó con la exconcejal indígena Quigua. Pero los dediparados de Clara López y Sergio Fajardo fueron a cumplir idéntica diligencia y a ellos no se les vió llevar su candidato para vicepresidente. Algunos dijeron que esa norma, que Ordoñez y Caicedo cumplieron, ya dizque no rige. ¿O será que los candidatos de estrato 6 gozan de una excepción a la ley?
@eljodario
eljodario@gmail.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies